miércoles, 17 de mayo de 2017

Rebujito malo.


Yo soy Romero.


Yo soy Romero pero no del Rocío, sino de la vida, esa que usted si es un demente malo y de sangre envenenada, en el nombre mío, en el de usted y en el de su Puta Madre siempre intentará de estropear los buenos momentos que la vida nos ofrece.

Yo soy Romero pero no del Rocío, sino de la vida, esa que me ha puesto a más hipócritas y demonios que a gente buena. Pero esas poca gente buena tenga usted en cuenta, que son mejores que todas esas que ha conseguido usted a base de su maldad, prepotencia y manejar a las gente como marionetas para llevársela a su terreno, un terreno peligroso, porque cuando se den cuenta de cómo juega usted le dejarán en él para que usted mismo se hunda solo como un malnacido.

Yo soy Romero pero no del Rocío, sino de la vida, esa que me ha enseñado tarde a querer a las personas que van de frente y no tienen complejos por como son. Personas humildes y bohemios no soñadores, porque es el mismo sueño el que con ellos sueña mandado por la vida para hacer con ellos un mundo mejor, el que con usted nunca podrían hacer.

Yo soy Romero pero no del Rocío, sino de la vida, esa que  a lo mejor no me ha brindado tantas cosas como a usted, pero las pocas que lo ha hecho las he sabido aprovechar bastante bien. Pues he aprovechado el amor de una familia, la luz de los días, querer más a muchos animales que por ejemplo a usted y por supuesto, valorar a las personas por su corazón, no por su cartera.

El San Vicente Ferrer de la Capilla de Montserrat.


Como muchos sabrán y otros no, nuestras Hermandades son un río de historia, unas ocultas en las profundidades y otras casi olvidada por el tiempo.

El San Vicente Ferrer de la Capilla de Montserrat es una imagen magnífica  atribuida al imaginero cordobés Juan de Mesa. Según Félix González de León y no un servidor, procesionó a finales del siglo XVII con dicha Corporación cuando llevaba tres pasos, siendo el primero el de San Vicente Ferrer que se está disciplinado por ser el mismo quien instituyo la penitencia en las Cofradías.

Hoy la penitencia la han cambiado muchos cofrades por la del postureo bajuno y consentido por las Juntas de Gobierno, el que está dando mucho que hablar, haciendo cada uno lo que le sale de los COJONES.

Rebujito.


Beber rebujito en la feria con todos los rebujitos que en el cerebro tenemos es de no funcionar Bien.

Tanatorio en la Feria.


Deberían de poner un Tanatorio junto a la Feria del Poni, perdón, del Caballito, para cuando uno salga quemar la Cartera.

Nadie paga en Feria.


Los artistas no pagan en la Feria de Jerez, los políticos menos, los gorrones muchísimos menos y muchos Cofrades que no lo conocen ni en su Cofradía todavía menos los muy aprovechados del nombre de la que dicen es su Cofradía del Alma. Y uno que no se cree nada dice: Un Mojón Gordo como la espalda de Rambo.

Nuestro Padre Jesús del Buen Camino y Nuestra Señora de los Dolores de la Basílica Menor del Santísimo Cristo de la Expiración.


Se encuentra en la Capilla Sacramental de la Basílica Menor del Santísimo Cristo de la Expiración (El Cachorro) en el lado de la Epístola cerca a la puerta de entrada, Nuestro Padre Jesús del Buen Camino y Nuestra Señora de los Dolores.

Nuestro Padre Jesús del Buen Camino es una imagen de principios de siglo del XVIII, la que está atribuida a Pedro Roldán y muchos dicen, que no, que tienen sus duda. Yo particularmente no tengo ninguna duda, puede ser muy bien del maestro Roldán, lo que pasa es, que por las restauraciones de la imagen no ha llegado como debería a nuestro tiempo. 

Referente a la Virgen de Nuestra Señora de los Dolores es una imagen de candelero, que tiene la curiosidad de tener las manos antiguas de la desaparecida Virgen del Patrocinio talladas por Adolfo López, las que se salvaron del incendio por haber sido sustituidas por otro juego de manos en la imagen titular.

Foto de Porres.


Foto de HistoriaArte.

Hay que promocionar más los Museos.


Se promociona más en esta Andalucía sus Ferias que los Museos. No me extraña nada que estudiantes recién terminada su Carrera entre Comillas ni siquiera conozcan un Museo de los tantos que existen.