lunes, 17 de julio de 2017

La Inmaculada de Francisco Pacheco de San Lorenzo.


De las Inmaculadas que pintó el maestro Francisco Pacheco, es esta una de las más importantes por su calidad y dibujo, lo que hacen de la pintura toda una obra maestra digna de estar en cualquier Museo. La realizó en 1624, a los 60 años de edad en plena madurez, cuadro que mide 3,05 x 1,95 cm. siendo una de las mejores obras sin duda en este tema que realizó Pacheco y la que muchos historiadores o que van de estos ni conocen.

Tiene esta pintura la originalidad de ser diferente al resto de Inmaculadas. Pues en ella vemos a la Santísima Trinidad mirando hacia la Virgen, Ángeles  rodeándola, símbolos de las Letanías Lauretanas y en la parte baja de la obra un magnífico paisaje de la ciudad de Sevilla. Un cuadro con una gran luminosidad y de un exquisito dibujo, el que si todavía no lo conoce, no dude en pasarse por la señorial Iglesia del barrio de San Lorenzo.

Monumento de Zurbarán en Sevilla .


Este monumento dedicado al gran pintor Zurbarán se encuentra situado en la plaza de Pilatos, cerca de la maravillosa Casa de Pilatos. 

El monumento es obra realizada en 1929 por el escultor Aurelio Gallardo. Estuvo el monumento antes que en el sitio actual en el Parque de María Luisa, siendo trasladado a dónde hoy está en 1950. 

Tiene la curiosidad el pedestal del monumento de tener cuatro bellos relieves donde podemos ver el escudo de Fuente de Cantos (Badajoz), de dónde era el pintor, la Torre del Oro, un cuadro de Santa Casilda y el Arco de la Macarena. De detalles como estos Sevilla está llena, simplemente hay que observar y sobre todo tener tiempo, ese que más de una vez nos traiciona.

La Cruz de la Plaza Teresa Enríquez.


Se encuentra en la Plaza de Doña Teresa Enríquez de Sevilla una Cruz que es la copia de la original que está en el interior de la Iglesia de San Vicente, estando la actual de la plaza en el mimo sitio donde la antigua estuvo.

La Cruz antigua estaba en el  cementerio de San Vicente, el que estaba regido por la Iglesia. Este cementerio tenía la  Cruz primitiva, la que fue instalada en 1582, año de muchas enfermedades y muertes en Sevilla. Una Cruz, que tenía en latín la siguiente advertencia muy terrorífica para aquellos entonces y que dice: Huir de los demonios y seguir solo a Dios. Hoy esto no da tanto terror como en aquella época, pues ya estamos más que acostumbrados de ver a diario a un montón de hijos de putas demonios, los que parecen que día a día se van haciendo de nuestras vidas.

Monumento de El Huevo de Colón en Sevilla.


Este monumento es conocido con El Huevo de Colón, pero en realidad es El nacimiento del hombre nuevo, una enorme escultura que se encuentra en el Parque de San Jerónimo. 

El monumento fue inaugurado el 9  Octubre de 1995. Es este monumento la escultura de bronce más grande que hay en Sevilla, siendo la estatua de 32 metros y el huevo de 45 metros, obra del escultor ruso Zurab Tsereteli en 1995, donación del Ayuntamiento de Moscú a la ciudad de Sevilla.

Todo el conjunto representa como vemos un enorme huevo ( el que mucho no tienen ) formado por las famosas velas de las naves del Almirante, encontrándose en el interior Colón con un mapa con las tres calaveras. Las que de aquí a nada, como la cosa no cambie en este país con minúsculas nos veremos igual o peor que dichas calaveras.

El imaginero Juan Abascal Fuentes.


Nació el imaginero y escultor Juan Abascal Fuentes en Sevilla el 26 de Julio de 1922 y falleció el 4 de Agosto de 2003. Dejando algunas obras para las Cofradías de Sevilla y restaurando otras por su mal estado como también lo hizo para  afuera, por ejemplo  la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Humildad de Lebrija (Sevilla), obra de 1981.

Al mostrar como todo artista una gran vocación artística, compaginó sus estudios de bachiller con los de la escuela de Artes y Oficios de Sevilla, aprendiendo muchísimo el modelado y dibujo con José María Labrador y José Lafita Díaz. Se licenció Juan Abascal en Derecho en 1945, y en 1951 empieza de nuevo sus estudios artísticos al ingresar en la Escuela Superior de Bellas Artes de Sevilla, siendo en 1981 elegido académico de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, quien tuvo como alunmo  al grandísimo hoy artista Juan Manuel Miñarro.

Juan Abascal Fuentes .


Cristo de la Humildad de Lebrija (Sevilla). Foto de Lebrijadigital.

La Virgen de los Sastres de Sevilla.


La Virgen de los Sastres, conocida popularmente como la Virgen de los Reyes es una imagen del primer tercio del siglo XVI, siendo el Niño algo posterior, y que pertenece a la Primitiva, Real, Muy Antigua y Fervorosa  Hermandad de Nuestra Señora de los Reyes,  Patrona de los Sastres, San Mateo Apóstol, Evangelista y San Fernando. Dicha imagen tiene su sede en la Iglesia de San Ildefonso

Se ha tenido por tradición, que la Hermandad de la Virgen de los Sastres es la más antigua de las Hermandades de Gloria de Sevilla. Hermandades que gracias a Dios parece que están volviendo al auge que antiguamente tuvieron, superando algunas a muchas de Penitencia.

Los orígenes de esta Virgen, según la leyenda y no yo, vienen de cuando el Rey Fernando III sometió a Sevilla en 1248. Cuenta la leyenda, que mientras estaban en un campamento el Rey con los suyos, una flecha dañó el estandarte que tenía una imagen de la Virgen. El rey al ver los sucedido no dejó que nadie arreglase  el estandarte, por lo que él mismo se puso a arreglarlo como un gesto de amor a la Madre de Dios. Por esto se cree, que desde entonces el vínculo del Rey y el gremio de los sastres quedó unido para siempre.

Foto ABC.

Monumento a Juan Sebastián Elcano.


Este monumento fue realizado por Antonio Cano en 1973, el cual se compone de tres partes. El estanque, un mural con un mapamundi y la estatua de Juan Sebastián Elcano. Como también se encuentra a su derecha una columna con cuatro partes en bajorrelieves.

Representa la primera parte de la columna la partida de expedición de Sevilla, la segunda el contacto con los pueblo donde desembarcan, la tercera la lucha con los pueblos y la muerte de Magallanes, y la cuarta y última, el regreso a Sevilla y la visita a la famosísima Virgen de la Antigua de la Catedral sevillana para dar las gracias.

El Señor de las Penas de Triana en 1942 en su paso.


En esta más que curiosa foto vemos al Señor de las Penas de la Hermandad de la Estrella de Triana totalmente sólo en su paso, pues las imágenes del misterio no estarían en dicho paso hasta una década después, obra de Antonio Castillo Lastrucci.

Esta foto muestra al Señor en el paso de 1942, obra de José García Roldán. Un paso que estuvo con la Hermandad de la Estrella hasta 1980, que fue sustituido por el actual del gran tallista don  Antonio Martín Fernández.

Placa de Luis Cernuda en San Leandro.


Esta muy desconocida placa al igual que desconocido y casi olvidado Luis Cernuda se encuentra en la fachada del Convento de San Leandro, en la que se puede leer una frase extraída de la gran obra de Cernuda: Ocnos. Un magnífico libro que muchos que van de sabios ni siquiera lo han leído, pero hablan como si lo hubieran echo.

Fue para Cernuda comprar dulces en los tornos silenciosos de su Sevilla toda una costumbre y fuente de inspiración. Pues en esta placa podemos leer uno de los bellos poemas en prosa dedicado a las benditas Llenas de San Leandro, las que yo en particular me comería ya mismo una docena de Ellas.