lunes, 22 de enero de 2018

El Pabellón de Perú.

El Pabellón de Perú fue construido con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929, hoy Consulado se Perú y Casa de las Ciencias, propiedad del Ayuntamiento. Dando su fachada principal a la Avenida de Chile.

Fue diseñado este soberbio Pabellón por un arquitecto español de Lucena (Córdoba), Manuel Cotolí, el que haría su carrera profesional en Perú destacando bastante en este arte. Dicho arquitecto lo trazo sobre una grada alta, tres plantas y un ático, usando el ladrillo visto combinándolo con piedra labrada.

Destacamos del Pabellón de Perú sus balconeras cerradas en madera tallada como también su magnífica portada realizada en piedra, la que combina su traza barroca con algunos detalles indigenistas. Todo una joya de edificio que nos dejo aquella Exposición y de la que digo una vez más, que nada tuvo que ver con la desastroza y mangona del 92.

Pabellón de Perú.

El Pabellón de Cuba.


El Pabellón de Cuba se encuentra en la famosa Avenida de las Palmeras de Sevilla, el que fue diseñado por los arquitectos cubanos Evalio Govantes y Félix Cabarrocas para la Exposición Iberoamérica del 29, terminándose  el 24 de Abril del citado año.

Tiene el bello edificio un porche de entrada, formado por una arcada construida en piedra traída de unas canteras cubanas. Destacando del edificio todas las piezas de madera como los balcones, rejas, artesonados, frisos y balaustradas en maderas nobles.

Entre Cuba y España cuanto se iba a celebrar esta Exposición había recelos. Por eso confirmó su asistencia tarde, pues hay que irse a 1898, para saber que los cubanos se independizan de España tras la guerra con los Estados Unidos. También otro países fueron confirmando su asistencia al igual que lo hizo Cuba.

El Pabellón de Portugal.


El magnífico Pabellón de Portugal se encuentra frente a la Glorieta del Cid, en el Prado de San Sebastián. Un pabellón que se construyó entre los años 1928 y 1929, proyecto de las arquitectos Carlos y Guillermo Andrade, el cual representa la estética historicista neobarroca de la época.

Destaca de este monumental edificio su magnífica cubierta de perfil curvo bastante pronunciado, un edificio en el que también intervinieron otros grandes artistas portugueses y del que sobresale de manera espectacular su interior. Cuando se clausuró la Exposición en 1930, dicho edificio pasó a ocupar la sede del Consulado de Portugal en Sevilla.

En aquella época, y los edificios que aún quedan demuestran que si se hizo grandes obras. Nada que ver con la desastrosa y mangona Expo del 92, para olvidarla y sobre todo, para que devolvieran todo el dinero que se llevaron a espuertas.

Pabellón de Portugal. Foto de fototeca de la Universidad.

El Zoo del Parque de María Luisa .


Como muchos sabrán y OTROS no, aquí traemos esta curiosa historia del Zoo que tuvo Sevilla en su Parque de María Luisa. Tal como leen, y estuvo dentro del mismo parque, en el que se encontraban monos, pavos reales y hasta leones.

Fue a finales de los cincuenta, cuando una comisión de gestores tuvieron la idea de crear el Zoo en el conocido Parque de María Luisa, instalándose las jaulas en zonas que actualmente se conoce como Isleta de los Patos.

El Zoo dicen, que se cerró por la mucha humedad que había en el parque, por eso a finales de los sesenta los animales fueron trasladados a otros zoológicos cercanos como por ejemplo el de Jerez. También hay que decir, que más tarde se intentó de recuperar el Zoo sevillano, pero sin llegar a buen fin. Hoy habría que hacer un Zoo. Pero esta vez no de animales, sino de políticos corruptos que son mucho más ANIMALES que los del antiguo Zoo sevillano.
 

El Castillo de las Aguzaderas.


Se encuentra el Castillo de las Aguzaderas a tan solo tres kilómetros de El Coronil (Sevilla). Castillo que fue construido por los árabes, los que aprovecharon cimentaciones anteriores, datándose su fundación en el siglo XV con modificaciones posteriores.

Las Aguzaderas fue un señorío independiente, pero al adquirir la Casa de Esquivel los términos de las Aguzaderas como los de El Coronil y ceder el Castillo al Ayuntamiento de la Villa forman hoy un único terminó municipal. 

El nombre al Castillo le viene de haber sido construido en el lugar donde afilaban o aguzaban los colmillos de jabalíes.
Protegía el Castillo el manantial de agua de la fuente de las Aguzaderas. Un Castillo de planta casi cuadrada que posee una torre del homenaje en el muro sur, cuatro torres cuadradas en las esquinas y dos semicirculares en los frentes. Este bello Castillo es propiedad del Ayuntamiento, y fue declarado Monumento Nacional en 1923.