lunes, 25 de julio de 2016

Gracias s Dios.


Y dijo el bohemio: Si siempre le damos las gracias a Dios no se la damos  a los que muchas veces se la tendríamos que dar ¿no?.

Me uno.


Me uno a esos grandes pensadores y escritores como también a esos otros, que son los Artistas con mayúsculas y no como muchos de hoy, que lo son pero de la prepotencia. Artista que dejaron cuadros de pintura con tal calidad, que hasta pintores como Murillo se detuvieron ante ellos para ver si en algún momento bajaban al Cristo del magistral cuadro del Descendimiento de Pedro de Campaña de la Sacristía de la Catedral sevillana. 

Me uno a estos y a otros muchos más pero siempre desde el punto de una cultura creativa, apasionada y grande, que nos haga pensar o reflexionar para saber un poco más por día que pasa y no caer en las garras de la cultura actual como la televisión, la política y no se cuanta mierda más. A ellos me uno.

Mentira.


Todo es mentira, hasta la misma mentira.

Me gustaría.


Y dijo el bohemio : Cuando me muera me gustaría que me recordaran o mencionaran sólo una cuarta parte del amigo Pablo (San Pablo). Esta el gacho en todos los sermones.

La Capilla de Santiago de la Catedral de Sevilla.


Esta Capilla está cerrada por una reja y sobre ésta una gran vidriera de estilo gótico de Enrique alemán hacia 1475, en la que figuran Santiago el Mayor, Santa Justa, Santa Rufina y Santa Bárbara, más otra vidriera  en su interior de 1560, en la que se representa la Conversión de San Pablo.

El retablo de la Capilla es del famosísimo Bernardo Simón de Pineda, realizado en 1663. En él podemos ver una fantástica pintura con un gran movimiento de Santiago en la Batalla de Clavijo, realizada por Juan de Roelas en 1609, rematando el retablo una pintura del martirio de San Lorenzo de 1663, realizada por Juan de Valdés Leal, sin olvidarnos del portentoso sepulcro de alabastro del Arzobispo D. Gonzalo de Mena, obra gótica de 1401. 

Figuran otras pinturas en la Capilla de gran importancia como la Magdalena de Cornelius, pintor holandés del siglo XVII y la maravillosa Virgen del Cojín del siglo XV, en barro vidriado del taller Florentino de Andrea della Robbia.

Tostá.

Y dijo el bohemio: Me he comido una tostá de zurrapa de hígado que todavía estoy haciendo la digestión.

La Capilla de las Angustias de la Catedral de Sevilla.


Esta Capilla también es conocida por la de los Jácomes, su fundación se debe a los caballeros flamencos del siglo XVII, pasando a formar parte de los Marqueses de Tablantes que le dan el nombre.

La decoración de la Capilla es barroca y de yeserías de la época. El retablo que la preside es salomónico del artista cordobés Francisco Dionisio de Ribas, el cual alberga una pintura de Juan de Roelas de 1609, qué representa una Piedad más dos vidrieras de 1777, dónde aparece el escudo del Cabildo (no el del Consejo de Cofradías).

Cuernos.

España es uno de los países con más cuernos por metros cuadrados, y no es cosa del toro señores antitaurinos.

Pokémon .


Como evoluciona el mundo, de Cazafantasmas a Cazapokémon.

Noticias.


Y dijo el bohemio: Que pesados son muchos con dar noticias como si fueran un periódico, pues ya tenemos bastante con estos cojones. Den otras cosas interesantes y no copiada coño.

Creo.


Creo y lo afirmo sin ningún complejo, que las Cofradías no deberían de aceptar para su Bolsa de Caridad dinero negro y venenoso de instituciones ladronas y sin escrúpulos alguno. He dicho.

Santiago.


Santiago vida mía, Patrón de mi España. Hoy más que nunca te necesitamos pero con 1.000 caballos.

Santiago vida mía, tú España que es la mía en tus manos yo la pongo, tu me entiendes.