domingo, 14 de diciembre de 2014

El altar del Nacimiento de la Catedral de Sevilla.


El altar del nacimiento de la Catedral de Sevilla es una joya dentro de otra, uno de los mejores me atrevería a decir, por su calidad insuperable del pincel del pintor Luis de Vargas. Este retablo contiene ocho tablas de gran composición, fechada en 1555 y sus pinturas son de la última época del artista, que ya había estado dos veces en Italia donde se impregnó de la gran pintura italiana, siendo  la pintura principal del retablo La Adoración de los Pastores, una escena que al verla debemos de tener en cuenta no mirar nuestro reloj, para disfrutar de ella lo máximo posible.

 En el banco del retablo se encuentran tres maravillosas pintura que representa La Adoración, La Presentación y la Adoración de los Reyes, y en los laterales los Cuatro Evangelistas, dotada esta capilla en 1551 por Francisco Baena, que tiene losa sepulcral.

Luis de Vargas fue hombre bueno y piadoso, quien dejó a Sevilla lo mejor de sí, como este magnífico altar del Nacimiento, admiración de cualquiera que tenga lo más mínimo de sensibilidad al arte. Toda una auténtica maravilla ante nuestros ojos, que muchas veces sin conocer obras como esta preferimos ir a un ACUARIO.

La monja de la Giralda.


Nacio sor Bárbara un 7 de Febrero de 1842 en la Giralda de Sevilla en la rampa número 30, cuarto número 5, el más cercano al cuerpo de campanas. Por ser su padre campanero segundo, tenían su vivienda en la misma torre, donde vivió en ella 17 años hasta su ingreso en religión, una placa al subir por la rampa se puede apreciar de su nacimiento. Pero casi ilegible por su deterioro.

Sor Bárbara tenía un hermano mayor, quien se llamaba José y perdió la vida un 6 de junio de 1853, cuando tocaba la campana de San Fernando y voló por entre las campanas cayendo sobre el tejado de la Biblioteca Colombina, muriendo en el acto. Desde entonces siempre llevo su dolor por tan grave accidente  toda su vida.

Cuando a sor Bárbara le vino su vocación tenía un bello oficio que podía suplir la dote necesaria para ingresar en clausura, como era tocar el órgano, por esto se fue al convento de Santa Rosalía de madres capuchinas; pero al ser tan austeras no usaban órgano y entonces sor Bárbara ingreso en el convento de dominicas de Madre de Dios en 1859, tomando el  hábito en 1860 con el nombre de sor Bárbara de Santo Domingo. Pasado unos años, le vino unos males que se la llevaron con Dios el 18 de noviembre de 1872, a la temprana edad de treinta años solo, ocurriendo un hecho que Sevilla entera tomo como milagroso por estar nueve días  su cuerpo expuesto a la veneración de los fieles y no presentar ningún síntoma de corrupción, siendo conocida por todos como «la Santa».


Sor Bárbara de Santo Domingo, también conocida como «la hija de la Giralda».

Los restos viajeros de Cristóbal Colón.


El gran descubridor y viajero Cristóbal Colón no sólo lo hizo en vida, también después de muerto viajo bastante.

Murió Cristóbal Colón en Valladolid el día de la Ascensión, 20 de mayo de 1506, siendo su cuerpo sepultado en el convento de San Francisco, para unos años después en 1513 ser trasladados a Sevilla y depositado en la capilla de Santa Ana de la Cartuja de las Cuevas, junto con los restos de su hijo Diego cuando murió en 1526.

 En 1544, los cuerpos de Colón e hijo fueron llevados por orden de doña María de Toledo, viuda de Diego a la capilla de la Catedral de Santo Domingo, primera isla que pisó Colón y a la que bautizó como la Española, para que en 1795 por perder España la posición de la Española enviaron una escuadra a recoger los restos de Colón y trasladarlos a la Habana. Acto que se hizo con todos los honores el 15 de Enero de 1796, siendo inhumados en el altar mayor de la Catedral.

Pero cuando pasó un siglo, en 1898, España pierde Cuba  y los restos de Colón son devueltos a España y colocados en la Catedral hispalense en el mausoleo que Arturo Mélida había ideado para la Catedral de la Habana. Estos restos que llegaron a Sevilla recibieron los máximos honores de la ciudad el 20 de Enero de 1899, cuando el navío Giralda atraco en el muelle del Guadalquivir con los mismos que fueron llevados a la Catedral y el Arzobispo Spínola oficio un responso antes de ser guardados en la cripta de los arzobispos del Sagrario de la Catedral hasta su ubicación de hoy, que tuvo lugar en Noviembre de 1902 en el bello mausoleo ideado por el arquitecto, escultor y pintor Arturo Mélida, quien murió un mes después de haber terminado su gran obra.



Que bueno es criticar.


Que bueno es criticar a cualquier Hermandad cuando se es un analfabeto al completo. Que sencillo es hacer solo críticas para ir de fuertes hijos de putas que no saben hacer otra cosa.

 Que grande es la ignorancia de un montón de capullos que no tienen ni un libro y se creen Bermejo. Sepan todos, que nunca se sabe todo, nunca, por eso hay tantos hablando desde la ignorancia, por ser lo más fácil el saber y no aportar un carajo a nada ni a nadie, solo crear una polémica absurda y subrealista que solo imbéciles como ellos entienden.

Un día como hoy. Asistente José Manuel Arjona.


Un día como hoy 14 de Diciembre de 1850, fallece en Madrid don José Manuel de Arjona y Cubas, que siendo Asistente de Sevilla, reorganizó la Hermandad del Santo Entierro.

Un día como hoy. Sacramental del Salvador.


Un día como hoy 14 de Diciembre de 1844, la Hermandad Sacramental del Salvador nombra Hermana Mayor a la reina Isabel II.

Un día como hoy. Fallece Carlos III.


Un día como hoy 14 de Diciembre de 1788, fallece en Madrid Carlos III, que entre las muchas medidas extinguió las Hermandades Gremiales en 1788.

Un día como hoy. Reglas de la Esperanza de Triana.


Un día como hoy 14 de Diciembre de 1785, son aprobadas nuevas Reglas de la Hermandad de la Esperanza de Triana.

Foto de Rafa Soldado. 

Un día como hoy. Fundación de la Cena.


Un día como hoy 14 de Diciembre de 1580, es la fundación de la Hermandad de la Cena en la Parroquia de San Nicolás.

Foto de I.Viretti.