lunes, 19 de febrero de 2018

Marta Sánchez.


Marta Sánchez. La cantante que no canta.

Ser liberal.


Ser liberal no es ir de zorra. Todo se esta confundiendo.

La Semana Santa mas hermosa del mundo IV.



La Semana Santa mas hermosa del mundo III.



La Semana Santa mas hermosa del mundo II.



La Semana Santa mas hermosa del mundo.


 

La liberación de San Pedro de Valdés Leal.


No solo las grandes obras de arte se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, también hay muchas repartidas por toda Sevilla de una calidad museística sin discusión. Como por ejemplo la liberación de San Pedro del gran pintor Juan de Valdés Leal de la Catedral sevillana.


La pintura de Valdés Leal de la Catedral fue pintada en 1665, en la vemos una perfecta luminosidad del Ángel que se aparece a San Pedro con los contrastes de este. Es el Ángel de esta pintura, una de las mejores representaciones de Valdés Leal de todas sus obras por el movimiento, sin dejar pasar por supuesto el conseguido rostro del santo. Pinturas como esta hacen de Sevilla el mejor Museo que uno se pueda imaginar.

La curiosa Piedad de Juan de Sevilla de la Catedral.



Juan de Sevilla (1643-1695), pintor de Granada realizó más que una curiosa obra de arte para la Catedral sevillana como es, la Piedad. Una obra donde aparece Cristo muerto en los brazos del Padre Eterno y no en los de María, la que vemos con los brazos abiertos con un gran dolor en su rostro.

La pintura de (267x332 cms), y firmada se encuentra en el vestuario de los canónigos. Obra digna de ser estudiada por la gran composición de sus personajes y la luz que se centra en el cuerpo de Cristo, como de los colores suaves que dan vida a todo el conjunto.

Están representadas en la pintura de Juan de Sevilla el Padre Eterno con Cristo, la Virgen, San Juan y las tres Marías, mientras en la parte superior izquierda vemos a unos ángeles que portan una cruz, y otros alrededor de Cristo recogiendo la sabana. Otra joya más de las tantas que no sólo conserva la Catedral, sino cualquier Iglesia o contento en cualquier recoleta calle de esta Sevilla Eterna.

El Crucificado de Juan de Espinal del Palacio Arzobispal.

Foto ABC.

Este sublime Crucificado que vemos en la foto es ante de su restauración, el cual se encontraba en mal estado por la humedad de haber estado colocado a finales del siglo XVIII por el Arzobispo Francisco Javier Delgado y Venegas en la escalera del Palacio con otros cuadros del gran pintor Juan de Espinal.

De Juan de Espinal es este Cristo Crucificado, una de sus mejores obras, hay que recordar que este artista fue uno de los mejores pintores de la Escuela Sevillana del siglo XVIII, el que demuestra su grandísima calidad en este Crucificado. Destaca de esta obra el sudario y el cuerpo de Cristo, al que ha sabido dar el artista unas pinceladas extraordinarias de ensueño.

La multiplicación de los panes del Hospital de la Caridad .



Esta soberbia pintura se encuentra en el maravilloso Hospital de la Caridad de Sevilla, obra del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo de (333 x 559 cms.) la cual indica la gran importancia de esta acción misericordiosa.

Se representa en la escena como vemos en la foto la multiplicación de los panes, realizada por Cristo, destacando su gran paisaje de fondo con unas colinas a la izquierda donde está situado Cristo con los panes en sus manos para bendecirlos y hacer de ellos la multiplicación.

En el lado derecho de la pintura hay un grupo de mujeres que miran con atención lo que Cristo está realizando. Mientras que en el magnífico fondo del paisaje vemos a una multitud que espera el milagro de la multiplicación de los panes. Una obra a la altura del Hospital de la Caridad, el que está considerado uno de los mejores monumentos de toda Sevilla.