lunes, 3 de abril de 2017

Pregón.


Pregón.

El Pregón en sí debe de seguir una línea clásica y continuada. No creo que se deba innovar tanto, porque entonces pasará lo que está pasando, que está cayendo en lo raro y fuera de sí como algunas Hermandades con la dichosa innovación, la que muchas veces no se entienden se reflexione una y mil veces.

Ayer cuando hice un comentario sobre el Pregón, un imbécil me insultó, cosa típica en algunos que con un barato insulto lo arreglan todo, porque lo que es dialogar no pueden ni  saben. Respeto todas las opiniones, pero como es normal, cada uno tiene su propia opinión, no la de usted ni la de su amigo, por todo esto si no se corta con los numeritos que últimamente se están montando en torno al Pregón, parecerá más una ensalada al completo que lo que realmente debe ser.

Referente a la guitarra tocando por soleá en el Pregón de ayer, 2 de Abril de 2017 en el Teatro de la Maestranza no me cuadra. Ya sé que ha gustado bastante a muchos cofrades y no cofrades, pero por mucho que lo analizo menos me gusta. Estas cosas si el Consejo o quien sea no las para, llegará un día en el que veamos un espectáculo flamenco hasta con bailaores y todos sus avíos, menos lo que es un Pregón, ese que cada vez va quedando más lejos de lo que fue.

En el Pregón también se debe de tener en cuenta, que no hay que hacer de él un sermón, para eso están los pulpitos y otras personas no el pregonero. Tampoco me parece adecuado abusar en el Pregón contando vivencias personales, anécdotas y yo que sé cuantas historias del que lo pregona. No quiero decir con esto que no se cuente algo por el elegido de proclamar el Pregón, pero sepan, que lo más importante y lo que el pueblo espera es que le hablen de su Semana Santa, de sus Vírgenes, de sus Cristos, de sus calles, de sus templos y de su bendito cielo, el que mejor hace de palio de la Santísima Virgen en Andalucía. ¿Tan difícil es de entender?.