viernes, 22 de enero de 2016

Suicida.


Que dura es la penitencia en un hospital, sin ver a nadie, sin hablar con alguien, sin saber que pasará, sin encontrar una salida, sin estar y a a la vez estar. 

Que dura es la penitencia en un hospital. Que dura y que terror más grande cuando cuenta te das, que familia no existe, solo aquella que se te va.

Amor.


Amor, lo que se siente por alguien aún sabiendo que todo lo puedes perder.

Aprendí.


Aprendí hace tiempo el no esconderme de la vida. Pues aunque uno se escuenda, siempre nos ve, ¿de que vale esconderse de aquella que todo le debes?.

Estoy en la vida.


Simplemente estoy por esta vida o mundo de paso. 

Simplemente no me importan los problemas de nuestra querida y casi beatificada prensa rosa. 

Simplemente intento sobrevivir como aquel bohemio de lo único y que espero que nunca nos cobren, el aire.

Grandes.


Grandes personajes hay en la historia. Pero en la mía, yo a Ti te aseguro, que Tu Humildad es el mío.

             Foto de F. Pino.

Y nunca.


Y nunca entenderé, que el que te mire no se conmueva y Tu Humildad sienta en su alma.

No es lo mismo.


No es lo mismo hacer el imbécil por un día, que serlo de nacimiento.

No es.

No es su sonrisa ni su llanto lo que atrapa, es su infinita hermosura.

           B Foto de F. Pino.

Y entre varales.

Y entre varales e hijos Macarenos. Tu más Macarena te encuentras.

Todo.

Todo me lo trasmite, y de ese todo lo principal: Tu Esperanza.