jueves, 15 de febrero de 2018

Capataces.


Es curioso esos capataces de cofradías que van de serio, y todo se lo deben a esas grandes y magníficas bandas de cornetas compuestas por grandes músicos, las que si no existieran la tendrían que inventar.

Que bien se duerme.


Que bien se duerme con la verdad y que de puertas te cierra. Pero para lo que hay tras esas puertas que se la queden esos imbéciles hijos de putas.

Capataz.


No sabía un servidor, que asistir a una conferencia altanera de un capataz con minúscula de nuestras Cofradías fuera más importante que por ejemplo visitar el Museo de Bellas Artes de Sevilla .

Que curioso.


Que curioso que ningun Mamón cofrade, por ejemplo muchos de Jerez digan; me he colocado gracias a las hermandades y llevar muy bien la escupidera al Mamón de turno. Oleeee...