martes, 8 de marzo de 2016

No hay penitencia.


Y no hay mayor penitencia, que la de aquellos que no pueden hacerla para parar tu injusta Sentencia.

No se debe.


No se debe de decir ni alardear de la penitencia que aremos en Semana Santa. No se deberían de publicar fotos haciendo la estación con una Hermandad, eso es caer en la bajeza y no comprender en absoluto el significado de la PENITENCIA.

Penitencia.


Y ahora que estamos a las Puertas de la Semana Santa, donde muchos aremos penitencia, sólo decir; que también durante el año muchísimos la llevan sin salir en los cortejos nazarenos. Esa si que pesa.

Curiosidades faradieras.Virgen de las Lágrimas.

Curiosidades.

Es la Virgen de las Lágrimas la primera en portar un pañuelo en la mano derecha, costumbre posteriormente generalizada por las demás hermandades.

Hablar de la Esperanza.


¿Y cómo se atreven algunos a hablar de la Esperanza Dios mío, cuando su Esperanza es sólo subir y subir de posición sin mirar a quien en el camino pisotean? La Esperanza es otra cosa, esa que un niño o persona mayor nunca pierden y esperan en la Madrugá de San Gil, para pedirle salud, trabajo o algún favor a esa Virgen que no hay nada en el mundo que la eclipse, esa es la Esperanza que nos tienen que enseñar y no la otra, la inventada por sanguinarios que a diario en el camino pisotean a cualquiera sin piedad, esa no es la Esperanza. 

La Esperanza es otra cosa, es creer y no servirse de ella para engatusar a un grupo de impresentables, que lo único que van buscando es su particular Esperanza, la inventada por sanguinarios que en nada creen ni a nadie ayudan, esa no es la Esperanza.
      Foto de Rafa Delgado.

No haga usted penitencia.


No haga usted penitencia en vano con una Cruz en ninguna Cofradía sin antes haberla hecho con su familia o a diario portándose como Dios manda. No la haga, de nada sirve si el Alma llevamos sucia.

Pregonero.


Y dijo el bohemio: Como se les sube los humos a algunos pregoneros de la Semana Santa en general, se nota el enchufismo altanero al que le tienen tela que agradecer, que no es otro que el que usted ya sabe igual como yo, política, política y política.

Pregón.


Y dijo el bohemio : Algún día subirá al atril del Maestranza para dar el Pregón Semanasantero un Tío  que dirá: Esto es Sevilla y todo está dicho, para decir tonterías en una confitería con buenas torrijas

Los Crucificados con cuatro clavos.


Hace poco, un servidor escuchaba la tontería grande en una de esas tertulias baratas en la puerta de un templo en besamanos, que los Crucificados debían de tener tres clavos y no cuatro. Puesto así, le podemos añadir en vez de una banda tres, para hacer más de la procesión un circo que es lo que muchos buscan, por eso escribo esto, porque me quedé perplejo en la forma  tan altanera que hablaban  esos que se dicen ellos mismos cofrades.

 Sólo decirles, que no es que tienen que tener tres clavos ni cuatro, simplemente es que cuando  los imagineros hacen un Crucificado de cuatro clavos no es porque le gusten más ni menos, es por representarlo tal como explica (señores entendido en la materia) el pintor y tratadista Francisco Pacheco amigo del gran Montañés, que se debía a la visión de Santa Brígida de Suecia, gran mística que aseguraba haber tenido la aparición de Cristo sujeto a la Cruz con cuatro clavos (y yo la mala suerte de haber tenido la aparición de cuatro o cinco gilipollas hablando en alto tonterías para dar la nota en la puerta de un templo en besamanos).

Cristo de la Clemencia de la Catedral de Sevilla de Martínez Montañés con CUATRO CLAVOS.