martes, 18 de junio de 2019

El imaginero Manuel Gutiérrez Reyes-Cano.

Madre de Dios de la Palma de la Hermandad del Cristo de Burgos.

Nació el imaginero Manuel Gutiérrez Reyes-Cano en 1845 en Sevilla y falleció en 1915, un imaginero, que a pesar de dejar una extensa obra no es lo suficientemente conocido como otros, la suerte será que no esta para todos igual. El amor al arte y a la imaginería le vino por su padre, Manuel Gutiérrez Cano, compartiendo esta labor con su trabajo de maestro de dibujo y modelado en la Sociedad de Emulación y Fomento como también en la Sociedad Económica Sevillana de Amigos del País.

El trabajo de Manuel Gutiérrez Reyes-Cano se basó principalmente en la imaginería religiosa, donde destacó sin duda alguna. Perteneciendo como cofrade que fue a varias Hermandad y ocupando cargos en sus juntas de gobiernos (esos cargos que hoy gustan tantos a muchos para lucirse y no hacer nada en absoluto por su Hermandad).

Recibió nuestro querido artista sus primeros encargos de su Hermandad de las Siete Palabras en 1864, restaurando la Virgen de la Cabeza, y donando en 1865 la imagen de María Santísima de los Remedios, la cual se estrenó el Miércoles Santo del año antes citado, y las imágenes de María Cleofás, María Salomé y la Magdalena, siendo esta última estrenada en 1866. Destaca de su producción Madre de Dios de la Palma, obra atribuida al artista sevillano que resalta por su sublime expresión. Sin olvidarnos que también restauró varias imágenes de nuestra Semana Santa como es el caso de la magnífica Virgen del Subterráneo de la Hermandad de la Cena de Sevilla.