martes, 1 de diciembre de 2015

Y tan bueno.


Y tan bueno y Santo somos, que cuando alguien se nos acerca a pedir una pobre limosna siempre decimos lo mismo: será para droga.

Y cuando.


Y cuando se acerca el día de Tu Esperanza, ansiosos nos ponemos por verte mi Esperanza, cuando todo el año te tenemos en el Cielo Macareno.

Un poco de historia sobre la Hermandad de la Paz.


Se fundó esta clásica Hermandad el Domingo de Ramos al terminar la Guerra Civil  por militares pertenecientes al Parque Farmacéutico del Ejército del Sur, los cuales tenían su sede en el antiguo pabellón de Telefónica (entonces no se llamaba Movistar) que se construyó para la Exposición Iberoamericana de 1929. Hermandad que desde su fundación reside en la Parroquia del barrio del porvenir de San Sebastián, siendo las advocaciones de sus imágenes Victoria y Paz por su origen.

 Las primeras reglas de esta corporación fueron redactada por el conocido Sebastian y Bandarán, aprobándose en Mayo de 1939 por el Cardenal Segura con la condición que llevase al menos 150 nazarenos para salir como Cofradía en el Domingo de Ramos (hoy muchas Cofradías tanto en Sevilla como en otros sitios que la copian  no llegan ni a 100, dando un espectáculo lamentable en ver a más costaleros que a nazarenos).

La Hermandad de la Paz se fusionó en 1971 con la Sacramental de la Parroquia, por lo que redactaron nuevas Reglas que fueron aprobadas al año siguiente. Las imágenes son del escultor don Antonio Illanes Rodríguez, la del Señor por encargo y la de la Virgen comprada en una exposición de obras de imaginería que se celebró en el Ateneo, siendo bendecida y Julio de 1939 y la del Cristo en Marzo de 1940,  Hermandad que efectuó su primera salida en 1940 con muchísimos enseres prestados, como el paso del Cristo que pertenecía la Hermandad de Jesús Nazareno de Alcalá de Guadaira y la parihuela del paso de la Virgen a la Hermandad de los Gitanos.

A lo primero de salir la Cofradía el Señor procesionaba solo, hasta que en 1943, se le añadieron los sayones que ayudan a poner la Cruz al Cristo de Illanes, quién les completo el misterio al año siguiente con un soldado romano y el sanedrita.

Sufrieron los hermanos de la Cofradía un gran susto en 1979 por un pequeño incendio que afectó a  la imagen de lLena Virgen en su rostro, siendo restaurada por el profesor Arquillo y quedando todo en un simple susto gracias a Dios. Y para no terminar con una tragedia, recordaremos las Misiones de 1965, llevando la Hermandad a la Virgen de la Paz al Parque de María Luisa, donde la  colocaron en un altar delante del bello pabellón mudéjar para presenciar una multitudinaria misa.


No hay pan.


Ni hay pan para tantos chorizos ni corbatas para tantos hipócritas.

La mentira.


La mentira, el traje típico de la Navidad.

Prometo.


Prometo ante la vida, que si me tocara un buen premio haría una zambomba para los pobres que están tirados en nuestras sucias calles y limpias ante los que todo lo pueden sin dar un carajo.

Y pasando.


Y pasando por un comedor social he visto la impotencia de muchas criaturas que no le quedan otra que ir a por un plato de comida. Mientras tantos, otros hijos de putas se preocupan por el alumbrado de la farsa e hipócrita Navidad...a la mierda...

Curiosidades cofradieras. Las setas de la peana de la Virgen de la Paz.


Siempre suelo decir, que los detalles y curiosidades de la Semana Santa de Sevilla son interminables y a la vez dignos de conocer, muchos lo conocerán casi todos y otros no, por eso me gusta traerlos aquí, para los que no lo conozcan puedan conocer la grandeza de esos pequeños detalles y curiosidades que también forman parte de nuestra Semana Santa.

Lleva la peana de la Virgen de la Paz, obra terminada en el 2010 por los Hermanos Delgado tres setas camufladas en plata. Según los autores dicen, que mientras realizaban la peana llovió 23 días seguidos, por eso fue que le salieron setas a la obra. Esto se suele llamar, arte por los cuatro costados.

Setas en la peana.

Un poco de historia sobre la Hermandad de la Amargura.


La maravillosa Cofradía de la Amargura se fundó en la Parroquia de San Julián por unos cofrades que habían pertenecido a la Hermandad de la Hiniesta, los que comenzaron a organizarla en 1671, siendo su Reglas aprobadas en Junio de 1696 y estableciendo su salida en el Domingo de Ramos.

 Esta Cofradía, como muchas tantas otras también entro en decadencia en el reinado de Carlos IV, y se reorganizó en 1808 volviendo a salir, aprobando nuevas Reglas en 1828 y dándose la curiosidad, que fue la única que procesionó en la Semana Santa de 1831 con los hermanos en trajes de serio,  sin túnica ni antifaz. No saliendo las demás por haber prohibido el asistente José Manuel de Arjona el uso de túnicas ese año (como vemos las prohibiciones también han acompañado a nuestras queridísimas Cofradías).

Recibió el título de Real la Cofradía de la Amargura en 1832 al ingresar como hermano Fernando VII, y en el año de 1904 fue la fusión con la Sacramental de la Parroquia, incorporando en 1941 a San Juan Evangelista en su título y en 1991 a Santa Ángela de la Cruz por las buenas relaciones con las Hermanas de la Cruz.

Y antes de terminar comentar, que en el 2003 la Infanta Elena de Borbón fue nombrada Camarera de Honor de la Virgen y el 21 de noviembre de 1954 fue la primera Dolorosa de Sevilla en ser Coronada. Cofradía que posee un grandísimo patrimonio, siendo uno de los más ricos de Sevilla y de toda la Semana Santa andaluza. Una Cofradía más que recomendable ver por las calles de Sevilla todos los Domingo de Ramos.


La Amargura.