miércoles, 16 de noviembre de 2016

Se nace.


Se nace feo o guapo. Pero no imbécil, este se hace con el tiempo.

Nadie se compromete.


Y dijo el bohemio: Si en la vida nadie se compromete con nada ni nadie, seguro que esta casado, ¿más comprometerse?.

Lata de atún.


Sigo pensando, que el que inventó las latas de atún era algún familiar de nuestros queridísimo políticos. Pues de ahí vienen los recortes, sino fíjense bien en la lata al abrirla y echar el atún que todo se queda en los bordes, con lo recortaito que ya viene el muy mamón del ATÚN, Y SIN CHOCOLATE.

Dejo la puerta abierta.


El muy estúpido dejó la puerta de su casa abierta para ventilarla y se llevaron todo menos a su mujer. Otra vez será.

Correcto.


Nunca olviden, que aquel que va de correcto es por que en su vida es un incorrecto aburrido.

No quiera usted entenderme.


No quiera usted convencerme de nada, cuando ni a su puta madre convence. Lea el TBO al menos para que lo puedan entender algún sector estúpido de nuestra queridísima y amantísima sociedad.

Me pierdo.


Y dijo el bohemio: No me pierdo por mi lengua, me pierdo por las verdades que usted no quiere ver.

La estupidez.


La estupidez también se sueña.

Triana en la Macarena


Triana en la Macarena .

Curiosa fotografía y a la vez bastante desconocida, en la que podemos ver la maravillosa Custodia de la Catedral de Triana en la Basílica de la Macarena.

 Se encuentra la Custodia en el presbiterio rodeada con seis candelabros y jarras del paso de la Virgen con flores, y tras la Custodia la Madre de Dios, la Esperanza Macarena. Esta imagen corresponde al mes de Octubre 1963, con motivo de la celebración de un solemne triduo en honor de Jesus Sacramentado, lo que abrió los cultos extraordinarios preparatorios de la Coronación Canónica de la Macarena, que solicitó para tal ocasión la gran Custodia de la Real Parroquia de la Señora Santa Ana de Triana, obra de Andrés Osorio en 1726 y de casi tres metros de altura.

Sé.


Nuestra sociedad .

Sé que nuestra sociedad calla con los poderosos para así sentirse protegida de ellos.

 Sé que muchos dicen lo que no quieren decir para quedar bien por intereses ante grupos fuertes, o que van de fuertes que nada tiene que ver. 

Sé que nos mienten a diario tanto políticos como otras instituciones que van de buenas. Pero que lo único que mejor hacen es aprovecharse de esta catastrófica situación de un país agonizando como Aquel que está en Triana y le llaman Cachorro. 

Sé que le damos la razón a los que no la llevan y se la quitamos a los que verdaderamente sí la llevan. Esos que van solos como aquel loco cansado ya, de aguantar el Gran Teatro de la Sociedad. Sé, solo sé que no sé nada, como dijo Sócrates.

Ayudar a los hermanos.


Esta muy de moda ahora el decir: Las Cofradías ayudan a sus hermanos y se preocupan por ellos. Lo que no saben muchos como un servidor que la gran mayoría de las veces es solo una publicidad barata. 

Si no tiene nombre en la Hermandad y si no eres conocido, pasan de usted un pimiento, se lo aseguro, y para terminar decir, que es una obligación que las Hermandades se preocupen por sus hermanos, no como una gran mayoría en el número que sacan.

Añeja foto de 1925 del Corpus.


Añeja foto en la que vemos en 1925 al infante D. Carlos de Borbón, portando el Pendón de la Conquista de Sevilla ante la imagen del rey Fernando III en la Plaza del Salvador.

 Si nos fijamos bien, veremos detrás de San Fernando una banda donde se aprecia un tambor, la que nos hace saber que nuestro Patrón fue algunas veces que otras acompañado de una banda. Pero no vayan señores capillitas a querer ahora que todos los pasos que salen en el Corpus muy cansino y largo lleven una. 

Esta foto como tantas otras, se la debemos al gran fotógrafo Serrano.

Foto de Serrano.

La reja de la Capilla Sacramental de la Iglesia de Santiago.


Como suelo decir y repetirme hasta la saciedad, no todo el arte está en Sevilla en las imágenes sagradas. Pues el arte es tan grande que todos los campos abarca, como por ejemplo el arte de la rejería.

 Por eso traemos aquí, la maravillosa reja forjada por el maestro herrero Francisco de Guzmán en 1744, de la Capilla Sacramental de la Iglesia de Santiago. Una magnífica pieza con una gran riqueza ornamental, que en cuya parte superior destaca un Cáliz con la Sagrada Forma dispuesta a modo de Sol.

La reja costó 4500 reales de vellón, por la que el herrero tuvo un pleito con la Hermandad Sacramental por no pagarle 1629 reales (como vemos siempre ha costado trabajo pagar el arte), pagando luego la Hermandad 1300 reales y renunciando Francisco de Guzmán a los 1571 que no le habían pagado. Una reja que si usted no la conoce, le recomiendo su visita, le agradara a buen seguro.

Foto Leyendas de Sevilla.