martes, 4 de agosto de 2015

El Pasaje Evangélico de la Sentencia en Sevilla.


El Pasaje Evangélico de la Sentencia relatado por el Evangelista San Mateo (27-11) se recoge en la Semana Santa de Sevilla la primera vez por la queridísima Hermandad de la Macarena en1654, la cual lo añade a sus Reglas y que hasta entonces no existía en la Semana Santa sevillana.

En el año de 1654, cuando añade el Pasaje de la Sentencia  la Hermandad de la Macarena es contratado el bellísimo Señor  y primer Macareno de la historia al escultor y pintor Felipe Morales Nieto, siendo la imagen de pasta de madera la cabeza  con su cuello y hombro hasta medio cuerpo y las manos con sus muñecas hasta el codo, y los pies y piernas hasta la rodilla. Como ya hemos dicho alguna vez, esta maravillosa imagen del Señor de la Sentencia, se debe su autoría gracias al historiador de Arcos de la Frontera (Cádiz) don Enrique Repetto. Un misterio orgullo no sólo de su Cofradía, sino de toda Sevilla por su gran riqueza en su conjunto, el que Madrugá tras Madrugá va escoltado por la Centuria Romana más sevillana que Sevilla pudo soñar.


Sevilla.


Sevilla tiene una Virgen que se llama Macarena, una Virgen que se hizo vecina del Barrio que lleva su nombre y que al verla nunca la abandonó. 

Sevilla tiene una Virgen que a pesar del tiempo, su belleza sin igual nunca perdió ni sus vecinos su Esperanza  Macarena.

Foto de Carmona Villa-Real.

Una Cofrade de verdad.


En Sevilla como en todos los sitios han existido personas que han hecho mucho bien, bastante. Pero parece ser que la mayoría de las veces quedan en el más absoluto olvido. Es el caso de la gran devota de la Hermandad del Silencio, Gertrudis Suazo y Suazo, la que ingresó en dicha Cofradía en 1866 y el 4 de Enero de 1867 fue nombrada Camarera de la imagen de la Virgen de la Concepción, falleciendo el 29-10-1906.

Gertrudis Suazo y Suazo hizo grandes donaciones a su Hermandad del Silencio, dando en 1868 al Ayuntamiento  de la Junta Revolucionaria una parte de una casa propiedad suya en la plaza del Duque  para evitar la demolición de la Iglesia y Capilla de San Antonio Abad. Gran amante de su Hermandad y salvadora de su templo, no como otros y otras, que sólo van a una Hermandad para aprovecharse y servirse de ella, costeando Gertrudis en 1871 el palio de la Virgen en plata por una cantidad bastante elevada para la época. 

Ojalá esta señora y grandísima cofrade sirva de ejemplo a más de unos cuantos y cuantas que por desgracia o queriendo confunden nuestras Cofradías con una EMPRESA.


Foto de Rafaes.

Una de Capillitas.


Me pregunto muchas veces, que como hay tantos Capillitas colocados a dedo por las Cofradías podrían ponerse como patrón a San Adeo, ¿no lo ven ustedes todo un acierto?.

Algunos escritores.


Lo mismo que algunos escritores ponen a parir a las Redes Antisociales, yo pongo a parir a muchos libros que no hay por donde cogerlo ni leerlo, y encima lo venden no ni ná.