martes, 3 de abril de 2018

Divorcio.


Aunque parezca mentira, y no es la canción. Hoy se ha divorciado un amigo mío por confundirse de nombre al llamar a su mujer y decirle a ella en Semana Santa todos los nombres de los costaleros, músicos, nazarenos, acólitos, capataces y hasta   los que componen el Consejo. Normal hijo, ahí yo no puedo hacer nada cojones.

Feria.

Ahora vienen un montón de divorcios. ¿Que no? Dile a tu Mujer que no vas a la Feria porque estas cansado de Semana Santa cuando ella ha visto hasta a las suegras de los músicos.

Los respiraderos antiguos del Soberano Poder en el retablo de la Iglesia de San Gonzalo.



Curioso retablo donde vemos a los titulares de la popular Cofradía trianera de San Gonzalo. Donde se pueden apreciar los antiguos respiraderos del misterio del Soberano Poder ante Caifás.

Dichos respiraderos se estrenaron en la primera salida de la Cofradía en 1948, siendo su traza del imaginero José Luis Pires Azcárraga, autor del Cristo de las Almas y la talla de Manuel Guerra. Estos respiraderos fueron utilizado por el afamado tallista Guzmán Bejarano en 1978, para el retablo que el artista compuso con ellos tipo tríptico lo utilizara los titulares de la Cofradía, al ser remodelado el misterio y ampliado. Una  gran ocurrencia para que no se perdieran para siempre como otros tantos enseres de nuestra Semana Santa .

Los respiraderos de la Virgen de la Salud en Bellavista.


Estos bellísimos respiraderos los realizó en 1956 el gran orfebre Emilio García Armenta para la Virgen de la Salud de la Hermandad de San Gonzalo, repujados en metal plateado. Los que fueron utilizados por la Corporación trianera hasta el año 2000.


Al estar los respiraderos algunos años sin ser utilizados, la Hermandad de San Gonzalo los cede en el año 2007 a la Hermandad del Dulce Nombre, del barrio sevillano de Bellavista, los que luce María Santísima del Dulce Nombre en sus Dolores y Compasión. Si nos fijamos bien en la foto, veremos la Fuente de la Salud, una referencia a la Virgen de la popular Cofradía de San Gonzalo.