miércoles, 10 de agosto de 2016

La lechuga.


La lechuga sigue siendo la metepatas de grandes manjares. Señores hosteleros, métansela por donde le quepan piratas de Lego.

Si yo hiciera de Chicote.


Si yo hiciera de Chicote en Andalucía os puedo asegurar que cerraría más de 2.000 bares que van de Restaurantes y son un Mojón.

Buscar pareja.


Y dijo el bohemio: ¿No es mejor decir la verdad en un programa de esos que la gente va a buscar pareja como esta? Aquí estoy, busco a una mujer y me da igual que sea fea o guapa, teniendo un castillo, un barco, unos barriles de cerveza y una cuenta en el banco que llegue desde Andalucía a Andorra de Millones de Euros, me rindo a sus pies.

La Virgen de Czestochowa.


Está Virgen con la advocación de Czestochowa no empieza a recibir culto en Sevilla hasta 1981, que tras anunciarse la venida del Papa Juan Pablo II, se empieza a divulgar esta devoción.

 Se puso un cuadro de la Virgen de Czestochowa en el Monasterio de la Encarnación de la Plaza del Triunfo, donado por un devoto y en la Basílica del Gran Poder otro cuadro con la misma advocación, el cual se venera en la Capilla del Sagrario.

Como habrán leído, esta advocación nada tiene que ver con Andalucía. La devoción viene de Polonia, dónde se venera en un santuario del año 1382, siendo introducida en Sevilla en el siglo XIX por familias polacas que se refugiaban de la opresión rusa. Recibió culto a partir de 1981 como dijimos antes por la venida del Papa Juan Pablo II, que era polaco y de alguna manera había que sorprenderlo.

Gambas al ajillo.


No sabía yo que en Sanlúcar comer gambas al ajillo tuvieran más ajos que gambas. Por día va a peor la gastronomía turbo y altanera para hacer caja, luego se quejarán.