viernes, 3 de marzo de 2017

Se cree todo.


Se mueve por intereses. Se mueve sólo por su propio bien sin pensar en el daño que pueda causar. Se mete por donde no pueda importándole un carajo las causas que pueda provocar. Se cree Dios e incluso más poderoso que este. Se cree con derecho a pisotear a todo lo que con él no vaya. Se cree todo en esta vida y no es otro, que el mismísimo Ser Humano, el mayor cáncer de esta.

Nuestro Padre Jesús del Poder.


Se encuentra esta imagen de Nuestro Padre Jesús del poder en la barriada de Juan XXIII, en la sede canónica de la Parroquia del mismo nombre de la barriada.

 Este Nazareno pertenece a la Hermandad de la Anunciación, obra realizada en 1975 por el imaginero don Manuel Hernández León, la que goza de gran devoción en el barrio.

La mala suerte del Rey Almotamid.


Tuvo mala suerte el Rey Almotamid, tanto el Rey Alfonso VI como el de Marrueco se pusieron en su contra. Pues Alfonso VI movió guerra contra el Rey sevillano, siento el hijo Raxid, el que acordó entre los dos peligros que tenían, preferir el de la invasión marroquí a la del castellano por ser de su misma religión, expresando estas palabras: << Prefiero mil veces acabar mis días siendo un simple camellero en Marruecos, que seguir siendo príncipe y estar sometido al cristiano Alfonso>>.

Como era de esperar, Alfonso VI envío tropas contra Sevilla para poder hacerse por la fuerza de las bases que había pedido con diplomacia, haciendo Almotamid caso a lo que se acordó en el Consejo, por lo que abrió las puertas de la gran Sevilla al emir Yusuf para que impidiera la invasión castellana. Pero una vez ya en Sevilla el emir, mandó detener a Almotamid  y su familia, cargando de cadenas al Rey y embarcándolo junto con su familia  para Marruecos.

Cuentan que el día que se fue Almotamid de Sevilla, la que había sido su Corte, había una gran multitud de gente en el Guadalquivir para despedir al Rey con un dolor tan grande por su marcha, que hasta las mujeres se arañaban y lloraban amargamente. A Almotamid le acusaron los mismos suyos porque se había casado con una sola mujer, Itinmad, la que suprimió el uso de llevar las mujeres mahometanas la cara cubierta y participar en las arte y letras en vez de permanecer recluida en los quehaceres domésticos como ordena el Corán, machismo puro y duro.

Preso Almotamid en una mazmorra, no dejo de hacer versos que guardaba en su memoria para dictarlo a algún amigo poeta que lo visitara y no se perdieran, esto es amar a la poesía y lo demás es mentira. Mientras tanto, Itimat y sus hijas fueron liberada, pero vivían en la más absoluta miseria bailando y tejiendo. El hijo Raxid de Almotamid murió luchando contra Yusuf en Algeciras, y luego moriría el otro hijo a Abdel Chabar, que intento promover en Sevilla una sublevación para devolver a la ciudad la Independencia contra las tropas del emir Yusuf. También este año de 1095, murió Íntima y luego Almotamid, el que no pudo superar esta gran pérdida.

               Almotamid.