sábado, 19 de agosto de 2017

Rezar.

Ante tu lindo rostro y cuerpo presente prefiero contarte los problemas del mundo y no rezarte. Pues que mejor hablarle a una madre con confianza y dejar los rezos para una misa.