miércoles, 5 de octubre de 2016

Me encanta este barrio.


Me encanta este barrio de la Macarena, porque hay barrios y barrios, y este huele a Azucena de de mi Esperanza, aquella que está en San Gil y se llama Macarena.

La muerte .


La muerte, fiel compañera de nuestra vida. La única que siempre va con nosotros.

Nos perdemos media vida.


Nos perdemos media vida en nuestro problemas, la otra media también, pero con algunos momentos ya de felicidad.

Miradas perdidas .


Miradas perdidas entre la multitud de gente que pasean con sus problemas a cuesta como Jesús lo hizo con su Cruz y no nos damos cuenta. Miradas que solo ya transmiten lo esencial que les queda, la Esperanza, esa que dicen que nunca se pierde y que a veces hay que ir a buscarla como el último recurso de nuestra vida.

                Foto de Peña.

Nos harán perder.


Nos harán perder lo que quieran y como quieran, para eso son los Satánicos del Poder y la Corrupción. Pero nunca podrán quitarnos como hicieron con la libertad de expresión Tú Esperanza, Macarena.

            Foto de Calvo Pastor.

Reconocer.


Reconocer: Lo que casi ningún cofrade que va de bueno hace aún metiendo la pata en la peana del Palio.

La mujer.


Es curioso como en la antigüedad la mujer era una propiedad como un terreno o casa para el hombre, hoy es al revés, el hombre es una propiedad como un terreno o casa para la mujer.

Aviso: Me refiero a ambos sexo. Digo esto porque siempre hay alguien que se da por aludido.

El hisopo.


El hisopo es un instrumento eclesial, el cual sirve para aspergar agua bendita en el acto de la purificación. Antiguamente se usaba un ramo de olivo.

La Navidad.


La triste Navidad es el ciclo que abarca una serie de momentos iconográficos como: Anunciación, Visitación, Natividad, el anuncio a los pastores, Adoración de los Reyes Magos, Circuncisión, Huida a Egipto (no al Caribe como se van muchos chorizos) y la matanza de los Inocentes.

Ser nulo.


Ser nulo: Lo que son muchísimos buenos cofrades en sus Hermandades por opinar diferente al cabrón de turno.

Una madriguera.


Una madriguera: Lo que se convierte una casa de Hermandad cuando hay elecciones o algún acto importante. Muy recomendable no entrar.

La lechuga.


La lechuga: Menú importante en casi todas las casas de España por la corrupción y no crisis que vivimos.

Jeta.


Jeta: Lo que tienen muchas Hermandades y poca vergüenza, que sólo saben de cuotas y luego van de buenas.

El girasol.


El girasol: Un estilo al capillita, mirando el primero al SOL y el capillita también al SOL, pero el que más calienta y en buena posición está en su Hermandad para sacarle algo, aunque sea una cerveza.

Una ola.


Una ola: Pues una ola pero grande es lo que le debería de entrar a más de un capillita en su boquita y limpiarle el veneno de su lengua.

El sexo.


El sexo: Lo que algunos no tendrán ni después de muerto.

Las sevillanas.


Las sevillanas: Como dice la canción; alegres sevillanas, esas que algún día no muy lejano se tocará detrás de un paso en Semana Santa.

Propaganda.


Propaganda: Lo que muchos cofrades y escritores por llamarlo de alguna manera del mundo capillita se hacen sin valer un carajo.

Sentimiento.

Sentimiento: Aparte de lo que signifique o diga el Diccionario; cofrade que exagera sus sentimientos ante la presencia de muchas gente para así creerse lo que no es en la vida real.

Recurso.


Recurso: Lo que un falso cofrade siempre tiene para quitarse del medio y no dar la cara.

Curiosidades sevillanas. Un feto de decoración.


Tal como suena, un feto en una cómoda o un mueble estaba expuesto antiguamente en cualquier casa sevillana y no sevillana.  

Fue el motivo de esto que según la legislación el feto procedente de un aborto, aunque fuera en los primeros meses tiene las misma consideración que una persona a ser enterrado, pero al ser los abortos muy frecuentes y no intencionados como hoy un gran porcentaje, no haber dinero (un estilo a hoy, que seguimos sin avanzar) para costear un entierro en las familias más humildes, se guardaba el feto en alcohol (no whisky) y se esperaba a que algún vecino o conocido se muriera, aprovechando el entierro para meter al feto en el ataúd y enterrarlo juntos, así se ahorraba el dinero la familia del entierro infantil. 

Ya sé que esto es un poco extraño, incluso aterrador y diabólico puede pensarse. Pero cuando no hay, no hay.

En el capillita.


En el capillita como en el cofrade se da mucho el hoy estoy contigo que te como la boca y mañana te pego un tiro. Falsos.com

Curiosidades sevillanas. El bacín.


El bacín era un estilo a un retrete portátil de igual tamaño pero más alto, y con una tapadera. 

Deberíamos de saber, que antiguamente al no tener la mayoría de las casas alcantarillado sino pozo negro como retrete único en el piso bajo, el bacín hacia una buena función en el piso alto si alguien tenía una emergencia. 

Hoy ya está casi desaparecido, solo quedando alguno en casas muy antigua las cuales conservan como una reliquia o adorno. Yo particularmente no quiero ninguno.