sábado, 13 de junio de 2015

El retablo de la Capilla de la Concepción Grande de la Catedral.


Soberbio retablo posee la Capilla de la Concepción Grande. Retablo que fue contratado en 1656 por el ensamblador Francisco Dionisio de Ribas, quien diseñó su diseño arquitectónico encargándose de las esculturas Alonso Martínez.

 La monumentalidad de este retablo se articula a base de columnas salomónicas que forman dos cuerpos horizontal y tres calles en vertical, presidido por la Inmaculada Concepción, que está flanqueada por San José y San Pablo.

Sobresale de todo el conjunto el gigante Crucifijo de principios de siglo XVI, que debió formar parte del retablo anterior de la Capilla. Pero que parece haber sido realizado para este  por la perfección en la que  encaja, estando en los laterales San Gonzalo (no la Cofradía de Triana) y San Antonio de Padua. Un retablo de los que nunca se cansa uno de verlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario