martes, 29 de noviembre de 2016

Nuestra Señora del Alcázar.


Nuestra Señora del Alcázar.

Una vez más nos repetimos y volvemos a decir, que Sevilla es tan grande que es casi imposible por no decir imposible conocer todas las joyas que tiene. Por ejemplo Nuestra Señora del Alcázar de la Parroquia de San Lorenzo, una virgen tan desconocida para muchos que ni les sonará, imagen que representa a la Virgen con el Niño en el brazo izquierdo y está realizada en terracota del siglo XV.

De  esta maravillosa imagen se sabe que estaba ya en el siglo XIX en San Lorenzo, la que llevó Joaquín Romero Murube a mediados del siglo XX al Alcázar sevillano, permaneciendo unos años hasta que la Iglesia la reclamó. Pero antes de volver a su lugar, la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla realizó un vaciado de la Imagen, y fue puesta en la hornacina que hay tras la puerta famosa del León de los Reales Alcázares, y como en Sevilla hay tanta guasa cuando se quiere, pues decían que la que volvió a San Lorenzo era la copia y no la original, cosa incierta porque la del Alcázar está realizada con otro material que no es el barro.

La Virgen con el Niño recuerda a muchos amantes de la historia, que por los rasgos pudiera ser de Lorenzo Mercadante de Bretaña. Aunque más bien puede ser de algún seguidor al ver la cabeza del Niño que los pelos no son rizados y el que Mercadante los hacia con su pelo rizado y algo más grande, lo que no quita que está imagen sea toda una joya de ese cofre gigante que es Sevilla.

Primera foto la Virgen original y la segunda la del Alcázar sevillano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario