sábado, 25 de febrero de 2017

Catalina de Jesús y Juan de Villalpando.


Para que se entienda, fueron Catalina de Jesús y Juan de Villalpando dos grandes granujas igual que los muchos que hay hoy, esto jugaban con la buena fe de muchas personas humildes, por eso fueron presos en 1622. 

Eran los dos los que llevaban un grupo de <<alumbrados>> que cogió bastante fama en aquella época en Sevilla. La granuja beata Catalina de Jesús, más conocida como la madre Catalina, era natural de Linares, de dónde se largó cuando la cosa se puso mal y vino a parar a Sevilla, y Juan de Villalpando nació en Garachico, Tenerife, hijo espiritual de la beata y excarmelita con el que llegó a mantener relaciones muy íntimas.

Es el 28 de Febrero de 1627, cuando se celebró en la Iglesia de los dominicos de San Pablo el auto de fe a Catalina de Jesús y Juan de Villalpando. La beata Catalina era considerada por los suyos maestra espiritual, la cual tenía muchísimos místicos como sacerdotes y seglares, los que la reverenciaban. Referente a Juan de Villalpando, era clérigo y prebisterio, siendo acusado de haber enseñado y predicado la sexta de los <<alumbrados>>. Tanto uno como otro, dos pícaros sinvergüenzas de mucho cuidado que no pudieron escapar de la Inquisición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario