domingo, 16 de julio de 2017

El imaginero Francisco Antonio Ruiz Gijón.


Nació el grandísimo imaginero Francisco Antonio Ruiz Gijón en Utrera en 1653 y falleció en 1720. Cuando vino a Sevilla a vivir bastante joven fue discípulo del imaginero Andrés Cansino, con quien empezó a aprender el difícil oficio para más tarde demostrar que era uno de los más grandes de su época.

Abrió el artista taller propio en varios sitios de Sevilla, siendo el último en Santa Marina, donde dicen que falleció. Su popularidad se debe al buen hacer de sus imágenes, las que parecen querernos decir algo de la realidad y movimiento que supo darle Gijón, influyendo bastante en el maestro utrerano Pedro Roldán.

No es Ruiz Gijón un imaginero al que se le tengan muchas obras documentadas, pero ni falta que hace para haber pasado a la historia como uno de los más grandes. El ejemplo lo tenemos en el Dios de Triana; "El Cachorro", contratado en 1682 o la portentosa imagen del Cirineo de la Hermandad de San Isidoro de Sevilla en 1687, la mejor obra secundaria de la Semana Santa sevillana

El Cachorro de Triana.


Cirineo de San Isidoro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario