lunes, 3 de septiembre de 2018

El Cristo del Perdón de la Iglesia de San Isidoro .


Foto Universidad de Sevilla.

Esta maravilla de imagen como es el Cristo del Perdón de la Iglesia de San Isidoro es obra de Francisco de Villegas en 1614. Crucificado, que antes ocupó el lugar que ocupaba la Virgen del Rocío de la Parroquia del Salvador.

Fue cedido dicho Crucificado al Seminario Metropolitano sólo por dos años hace tiempo, siendo el encargado de su restauración el conocido profesor Miñarro. Y como siempre suelo decir, ya querrían esta joya más de un capillita para sacarla en Semana Santa, el problema es que muchos ni la conocen por no estar en la nómina de los Crucificados que procesionan.

El creador de este Cristo, Francisco de Villegas fue escultor granadino, seguidor y ayudante de Martínez Montañés en su taller, el Dios de la Madera. Siendo esta obra una de las poquísimas que realizó para Sevilla, pues su producción fue casi toda para Cádiz y su provincia. Otra joya más de las tantas que gracias a Dios todavía conserva Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario