lunes, 24 de noviembre de 2014

El Cristo del Calvario.


Fue en la restauración efectuada al magnífico Crucificado en el año 1941 por Agustín Sánchez Cid, cuando se halló en el interior de la imagen un documento que acreditaba la autoría del autor Francisco de Ocampo, como también una reliquia del Lignum Crucis. 

La reliquia procesiona en un Ostensorio colocado a los pies de la Virgen, sobre la peana. El documento del Cristo decía: «Acabó este Santo Cristo Francisco de Ocampo, escultor de ymaginería, por debusión de Gaspar Pérez de Torquemada, bezino desta ciudad, en la collación de Santa Catalina, en una capilla suya de la Encarnación questá junto a un jardín que la dicha yglesia tiene». 

Como curiosidad comentar, que el paso del Cristo del Calvario fue el primero que apareció en la Semana Santa de Sevilla de color oscuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario