jueves, 31 de julio de 2014

Plaza de la Encarnación de Sevilla.


Plaza que se llamó morillos por algunos moros que venían sirviendo en la Reconquista al rey San Fernando, construyéndose en el siglo XVI  el Convento de la Encarnación. 

Es en 1810, cuando el rey José Bonaparte, monsieur Mayer, elaboró el proyecto de un edificio para Mercado de Abasto, que el Ayuntamiento aceptó y expropió el convento a las monjas, las que se fueron a residir a la Plaza Virgen de los Reyes. Estando este mercado abierto hasta 1973, que se derribó por completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario