martes, 21 de junio de 2016

Desconocemos.


Desconocemos tanto, que muchas veces ni a nosotros mismos nos reconocemos. No nos paramos a pensar por un momento que el desconocimiento de hoy es muchísimos más grande que en tiempos pasados. Pues a pesar de toda la información venenosa, una gran mayoría de las veces seguimos sin mirar un libro, de hacer sólo el intento de abrirlo, hacer el esfuerzo de leer sus primeras páginas, adentrarnos dentro, disfrutarlo o simplemente intentar saber algo desconocido que hasta un niño de cinco años lo puede saber. 

Será todo esto lo que ha traído la tecnología, cosas buenas y más malas, las que han hecho que muchos abandonen los libros por entrar en el mundo del critiqueo y meterse en la vida de los demás, que es lo que a la gran mayoría le da morbo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario