sábado, 23 de noviembre de 2019

El Palacio de las Dueñas de Sevilla.



El maravilloso Palacio de las Dueñas, donde vivió la Duquesa de Alba se encuentra en la no menos maravillosa ciudad de Sevilla en la calle Dueñas. Este Palacio fue construido entre los siglos XV y XVI, fundado por la importante familia de los Pineda que lo tuvieron que vender en el año 1484 a Catalina de Ribera para salvar a Juan de Pineda, el que había sido prisionero de los moros, pasando el Palacio a la propiedad de la Casa de Alba tras el matrimonio de la IV Marquesa de Villanueva del Río con el VI Duque de Alba, viniéndole su nombre del monasterio de Santa María de las Dueñas, que en 1248 se conocía como Compañía de Dueñas, donde sus monjas se encargan de dar servicio a reinas y esposas de los reyes Fernando III y Alfonso X. 


Se compone el Palacio de las Dueñas de un conjunto de patios y bellos edificios, siendo su estilo desde el gótico-mudéjar hasta el renacentista, con muchísimos detalles como azulejos o cerámicas. Se puede ver en su entrada el escudo del Ducado de Alba en azulejo de últimos del siglo XVII.


Fue reformado este bello Palacio en los siglos XVIII y XIX. Un Palacio que atesora una importantísima colección artística de más de 1.300 piezas entre las que destaca la de los artistas Federico de Madrazo, Zuloaga, Gonzalo Bilbao, Benlliure o José de Ribera entre otros muchos, todo un Museo. En el muro de la entrada del Palacio hay una placa que recuerda que en una de las dependencias que alquiló el administrador del Duque a los padres de Antonio Machado nació y vivió su infancia, narrando así el poeta en uno de sus escritos:
      
 "Mi infancia son recuerdos de un patio de
         Sevilla,
        Y un huerto claro donde madura el limonero;
         mi juventud, veinte años en tierras de
         Castilla;
         Mi historia, algunos casos que recordar no
         quiero."
             - Campos de Castilla, Antonio Machado.
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario