miércoles, 4 de febrero de 2015

Lope de Rueda.


Nació  Lope de Rueda en Sevilla a principios del siglo XVI, al cual pusieron a trabajar en su infancia en un taller de batihojas, los que hacen panes de oro. Oficio que no estaba mal pagado por esa época por la gran producción de imaginería, retablos y carpintería. Pero parece que Lope de Rueda se aburrió de este oficio y se dio a leer, cayendo en sus manos grandes obras. 

Recorrió Lope de Rueda Extremadura, Andalucía y Valladolid, con una compañía de cómicos organizada por él, casándose con una famosa bailarina que cantaba llamada  Mariana, que había sido criada del duque de Medinaceli para entretenerle. Muerto el duque, reclamo Mariana sesenta mil maravedises que se le adeudaba por su trabajo, cantidad que solo pudo cobrar después de un pleito.

La compañía de Lope de Rueda participó en la fiesta del Corpus de Sevilla y Toledo, pasando luego a Madrid, donde Cervantes que era un muchacho de catorce años, se entusiasmó bastante con las comedias de Lope de Rueda, hasta tal punto que influyeron en su vocación de escritor. 

El Ayuntamiento de Valladolid para que se avecindase Lope de Rueda en la ciudad, llegó a construirle un corral de comedias, siendo tanto los méritos de la compañía que a pesar de que la profesión de cómico estaba mal vista en España no le afectó nada al genial Lope de Rueda, creador del teatro cómico. Todo un genio de los que suelen tardar mucho tiempo por desgracia en salir otro igual. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario